Así defino mis sesiones familiares. Mi objetivo es convertir la sesión en un recuerdo en sí.

Quiero que os divirtáis, que paséis un rato en familia haciendo algo especial y plasmar en fotografías ese amor que sentís los unos por los otros.

Como diplomada en Magisterio Infantil y con experiencia en centros educativos, conozco bien las necesidades y las inquietudes de los más pequeños, por lo que, aunque también realice sesiones en estudio, siempre recomiendo hacerlas al aire libre. Allí es donde, niños y adultos, mejor lo pasarán. Os sentís más cómodos y podré retrataros como sois.

Así que, aprovechad esa bonita curva del embarazo, los años que pasan volando por los más pequeños o esas etapas especiales de los niños para tener vuestro recuerdo en forma de fotografías.

Fotografía infantil y familiar en Ibiza.

descubre mis sesiones

Nuestros pequeños crecen a velocidad de vértigo y en cuanto nos damos cuenta, ¡ya son mayores! Las sesiones de infantil pretenden crear un recuerdo, no sólo en forma de fotografía, si no de la misma sesión. Disfrutar de un paseo jugando e interactuando con el entorno crea fotos preciosas y espontáneas que permanecerán siempre en nuestra memoria.

Las sesiones temáticas son las más divertidas de todas. Destrozar una tarta el día de su cumpleaños, preparar un baño de ensueño o jugar a ser… nos permite tener esas fotos diferentes y únicas que todos queremos tener.
¡Dejemos volar nuestra imaginación y creemos un escenario fantástico que recordar toda la vida!

La dulce espera es la mejor excusa para realizar una sesión de fotos profesional. Suelen hacerse entre la S.30 y la S.36, ¡cuando la madre mejor se vea! Podéis escoger vuestro lugar favorito y yo os acompañaré para crear el mejor recuerdo de esta preciosa etapa.

Las sesiones de precomunión se realizan antes del gran día para, además de un bonito recuerdo, tener fotos para usar de recordatorios o realizar un álbum para mostrar a los invitados. Una sesión de fotos que hay que hacer sí o sí.